El sexo oral es en la mayoría de los casos es una fantasía sexual muy fácil de cumplir y que provoca una conexión inmediata con la persona que lo practica, sintiéndose agradecido y devolviendo el favor a veces dela misma forma placentera.

En este artículo vamos a hablar sobre cómo hacer una felación correctamente ya sea tu chico o un desconocido y hacer que sienta un orgasmo sin que den las campanadas.

La felación es un acto histórico de desprecio y de amor

La primera felación de la que se tiene constancia es en la mitología egipcia, donde uno de los dioses volvía a la vida al chupar su esposa su pene. En la antigua roma, a los esclavos se les obligaba a practicar una felación para desvalorizarlos y castigarlos, sin depender del sexo de quien lo practicase.
También se realizaba al no existir muchas formas de evitar que la chica se quedara embarazada o para no practicar sexo anal, de esta forma en los encuentros sexuales a escondidas, los amantes practicaban la felación incluso como símbolo de su amor.

En Pompeya este acto está registrado en muchas partas, donde podremos ver tanto chicos como chicas practicándolo sin ser un tabú. Eso llegó con la religión monoteísta, donde muchos predicadores prohibían el placer del sexo oral ya que el sexo no debía considerarse un placer, sino una forma de reproducirse y tener descendencia. De tal forma que los reyes católicos y la iglesia prohibía su acto y quien lo cometiera sería castigado durante quince años, como si hubiera cometido un asesinato.

Esto no quiere decir que el sexo oral no se practicase nunca más, pero sí que fuese un tabú en las relaciones y en la prostitución, donde las personas tenían que practicarlo a escondidas fuera de la ley e incluso que quien fuera el que realizase la felación sintiera que se estaba minusvalorando.

Y es que, en ese sentido, se distinguía entre la persona pasiva y la activa, donde el que recibía la felación se llamaba Felador y pedir que te lo hicieran era como insultar a la otra persona. El famoso “chúpamela” despectivo que podemos encontrar hoy día viene de ahí precisamente.

A la llegada de la edad moderna y la época Hippy del amor libre, este acto recuperó e incluso tomó un nuevo significado de placer en el hombre y que incluso muchas mujeres u hombres han usado como arma sexual para conseguir cosas de quien la recibía.
Menos mal que hoy en día el sexo oral está mejor visto e incluso muchas parejas sienten que saber hacerlo es primordial para los preliminares y que si no saben darse placer con todas las partes del cuerpo entonces es que no merece la pena esa persona o poder llegar a pensar que no se quieren demasiado. Para que esto no te ocurra vamos a darte las claves para hacerle una felación a tu chico y que a ti también te haga disfrutar.